La Asociación para la Certificación Española Forestal pone de manifiesto en FIAL la importancia ambiental, económica y social de la dehesa en la producción de corcho para vino

La Asociación para la Certificación Española Forestal pone de manifiesto en FIAL la importancia ambiental, económica y social de la dehesa en la producción de corcho para vino.

La Asociación para la Certificación Española Forestal (PEFC), organización sin ánimo de lucro que promueve la gestión forestal sostenible, ha presentado en el marco de la XVII Feria Internacional de Alimentación la segunda edición de la campaña “En los restaurantes también carta de corchos”, realizada en colaboración con la Revista 19 Líneas, dirigida a sensibilizar e informar a los profesionales del vino en el sector de restauración.

En el transcurso de la charla-coloquio se ha puesto de manifiesto la importancia ambiental, económica y social de la dehesa, “que contiene un gesto tan simple y cotidiano como es descorchar una botella de vino o degustar cualquiera de sus productos”. Así lo ha señalado Ana Belén Noriega, Secretaria general de PEFC España, quien ha informado que esta acción forma parte del proyecto Cadena de valor del tapón de corcho con certificación PEFC, que la asociación está desarrollando con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca.
Noriega ha destacado que en España existen ya 1.856.000 hectáreas con certificado PEFC, “lo que significa que son materias primas nacionales”. Con este sello, señala, se apuesta por la economía de proximidad “y por tanto, desde el punto de vista ambiental, por los productos de baja huella de carbono”.
Por su parte, Manuel Martínez, del Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal (IPROCOR) ha sostenido que el tapón de corcho tiene la responsabilidad de que el vino llegue en condiciones óptimas de conservación a un consumidor cada vez más exigente con la calidad y la sostenibilidad. Como dato significativo ha señalado que Extremadura produce el 10% del corcho a nivel mundial.
Por otro lado, Francisco Javier López, gerente y  director de Certificación de la D.O. Ribera del Guadiana, ha indicado que cuando se habla de productos con denominación de origen y con certificación forestal “se habla de contribución al desarrollo sostenible del territorio, ya que son productos con prestigio que aportan valor añadido a los trabajadores del vino y del corcho”.

No Comments

Post A Comment